Ultimo Messaggio

Pide Rutilio Escandón sumarse a las acciones de prevención y combate contra el dengue Imparte FGE en SCLC conferencia “El Internet y las Redes Sociales como medio de captación para el delito de Trata de Personas”

Despedir a un difunto en 2023 puede costar entre 9 y 15 mil pesos, de hacerlo de la manera más práctica y económica que es la cremación y llevar las cenizas a casa, señaló Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

al mueble de la televisión en casa, porque en muchos casos más que por cuestiones sentimentales es por cuestiones económicas, ya que es la forma más barata de despedirse de una persona en estos momentos. Destacó que la falta de fosas en panteones encarece la inhumación que puede rebasar los 70, 80 mil pesos e incluso llegar a los 200 mil dependiendo la zona y el tipo de velorio que aliste la familia. Puntualizó que muchos mexicanos perdieron a sus familiares durante la pandemia de Covid lo que ha enfriado mucho los ánimos, ya que no se pudieron despedir de ellos en el hospital o velarlos como estábamos acostumbrados. “La población está emocionalmente afectada por ello, entristecida, con mayor frialdad. Si a ello agregamos el elevado costo de la inflación, todo esto explica por qué muchas familias están optando por cremar a sus difuntos en lugar de sepultarlos, ya que la cremación es un proceso más económico que una velación”. Señaló que el proceso de sepultar a un deudo es más largo y tiene más paradas; la cremación es más corta, no tiene escalas. Rivera apuntó que los nichos se han elevado de precio tanto en iglesias y panteones, por lo que muchos han optado por llevar consigo a su domicilio las urnas con las cenizas. El líder de los pequeños comerciantes reveló que el auge que han tenido las fiestas del Día de Muertos los últimos años, la inflación y otros factores han encarecido para el bolsillo la celebración. Explicó que mientras en 2022 poner una ofrenda sencilla con los elementos básicos oscilaba en los mil pesos mexicanos, hoy se ha elevado hasta los mil 500 pesos. Puntualizó que el pan de muerto se incrementó al menos 25% y mientras la llamada ofrenda más del 50%. Por esta situación llamó a toda la ciudadanía a comprar los elementos de altares en comercios establecidos para evitar el alza de la piratería. Reveló que en estudios que realizó la Anpec sobre proyecciones de compra, se registró que un 70% de los mexicanos celebra el Día de los Muertos y un 20% en el país piensa acudir a los panteones para recordar a sus difuntos. De seis de cada 10 que va a los panteones, un 63% adquiere veladoras. Aceptó que en estas temporadas grandes comercios hacen que la gente quede muy gastada porque ya venden los artículos de Navidad, Reyes, Día de Muertos y alertó a la ciudadanía a no gastar demás y sobre todo a no endeudarse que es ahí donde vienen más problemas para el bolsillo de las familias. Al respecto Oscar Padilla, CEO de las funerarias García López, llamó a la ciudadanía a prevenir en tiempo y forma, ya que lo único que tenemos seguros todos es la muerte, y de no tener un plan hacia el final de nuestra vida el costo puede elevarse más de 50%. Advirtió a la ciudadanía a no dejarse envolver por “coyotes” (vendedores de paquetes funerarios) a las afueras de los hospitales, ya que se aprovechan del luto de las familias y encarecen los servicios funerarios. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *