Ultimo Messaggio

“Xóchitl Gálvez está por encima de partidos políticos”: Damián Zepeda Madrugada violenta en la Ciudad de México

RICARDO SEVILLA

Reaparece, orondo y entusiasmado, Felipe Calderón, en España.

El alcohólico panista se tomó una fotografía al lado de Xóchitl Gálvez, la candidata de la derecha.

Ignoro qué piensa la señora Gálvez. Y me pregunto ¿qué habrán pensado los atolondrados asesores de Xóchitl? ¿A quién se le habrá ocurrido la estúpida idea de mandarla a posar con Calderón, el espurio?

Me sorprende que nadie pensara que Calderón es una especie de tránsfuga y que, tarde o temprano, terminará enlodando (más) las aspiraciones de Xóchitl.

Todo mundo sabe (o debería saber) que Felipe está fuera de México porque, como dicen en mi barrio, el miedo no anda en burro.

Al conservadurismo, que le apuesta a la desmemoria, ya se le olvidó que el 11 de diciembre de 2006, Calderón declaró la guerra contra la delincuencia a través de lo que llamaron “Operación Conjunta Michoacán”.

Con este acto irracional, México fue arrastrado hacia una época de violencia ascendente e incontenible. El saldo fue terrible y sangriento: 186 mil personas asesinadas, 29 mil desaparecidas y 200 mil desplazadas, además de incalculables violaciones a los derechos humanos y una caída en picada de la confianza ciudadana en las instituciones encargadas de garantizar el estado de derecho.

Infelizmente, todo el sexenio de Calderón el Estado mexicano se vio corrompido, debilitado y deslegitimado. Y a Xóchitl parece importarle un comino.

Calderón comenzó esa estúpida y enloquecida guerra contra el narcotráfico como una medida para refrendar su cuestionado triunfo electoral. Pero eso tampoco se detuvo a pensarlo Gálvez.

Me queda claro que la candidata de Claudio X González no imagina las repercusiones electorales que la dichosa fotito con Calderón le acarreará.

¿En qué órbita vivirá la ex vendedora de gelatinas? ¿No pensará que la asociarían con Calderón, un sujeto apodado “el carnicero de Michoacán?

Xóchitl no ganará, me queda claro. Pero imagine usted, por un momento, la pesadilla: de ganar Gálvez la presidencia podría llevarse al ebrio Calderón como asesor.

Sí, un sujeto que encabezó un narcogobierno y que le allanó el camino al cártel de Sinaloa.

The post Arreando al elefante | Felipe, el espurio appeared first on Diario Basta!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *