Ultimo Messaggio

Arrollan a un peatón sobre Paseo Matlazincas en barrio de Santa Bárbara Para evitar desabasto de agua en Edomex, se debe invertir en captación de agua

En un mundo inmerso en los estereotipos de la sociedad, la atleta mexicana, Paulina Martínez, reveló cómo su cuerpo funcionó como una importante herramienta en Judo para aprender a quererse a sí misma y así compartir un mensaje de amor propio con todos sus seguidores.

La judoca de 24 años, que busca un boleto a los Juegos Olímpicos de París 2024, reconoció que cuando era pequeña, los comentarios sobre el ser mujer y practicar un deporte de combate, para “varones”, le llegaron a afectar porque tenía menos inteligencia emocional.

“Las personas me decían que mejor escogiera otros deportes de niñas, pero me di cuenta de que mi cuerpo es mi herramienta de trabajo, es lo que me ha dado absolutamente todo lo que soy tanto a nivel académico, espiritual y deportivo”, platicó en entrevista.

La seleccionada nacional confesó que tenía varios conflictos con aceptar en totalidad su cuerpo, sin embargo, esta disciplina la impulsó a querer cada parte de sí misma y a valorar tanto su físico como su mentalidad.

“Tenía un complejo con mis manos porque están gorditas, fuertes, mi cuerpo de pronto está tosco, no me encantaba, no me gustaba y yo misma sentía ese autosabotaje cuando no veía realmente lo que el Judo me había regalado que es: mi personalidad, mi carácter que es super indomable y siento que todos los deportes de combate crean gladiadores”, añadió.

Martínez enfatizó en que aunque las personas hoy en día siguen pensando que algunos deportes son solamente para hombres, hablando en específico de las disciplinas de combate, son las mujeres quienes predominan.

“Estas disciplinas siempre dan seguridad, entonces si eres una persona con baja autoestima, el hecho de que sepas un arte marcial y te sepas defender siempre es muy bueno, además la manera en la que te desenvuelves en el Judo te lleva a lo espiritual y a conocerte, de igual manera te abre las puertas en todo el mundo”, expresó.

La originaria de Guadalajara contó que su amor por el Judo se dio de una forma inesperada y chistosa, debido a que a los cinco años de edad le detectaron hiperactividad; se calificó como una persona que siempre tenía que estar haciendo algo y nunca se cansaba, por lo que sus papás le buscaron una actividad para agotar su energía, sin embargo, un accidente en la gimnasia fue lo que la ayudo a descubrir su amor las artes marciales:

“Veía mucho un programa de peleas en donde salía Rey Misterio, Randy Ortón, Jeff Hardy era mi favorito, entonces siempre he sido muy explosiva, mis emociones son a flor de piel. Un día estaba en la barra y una chava me empujó, caí, me lastimé y en mi inocencia le quise hacer una llave de la WWE”, agregó.

Te podría interesar: Alibaba y GS1 México anuncian acuerdo para impulsar a PyMES dentro del ecommerce

A la exparticipante de Exatlón también le llamó la atención las “pijamas” que utilizan los judocas por lo que esta curiosidad la llevó a acercarse más a esta disciplina del que se enamoró.

“Más allá de ser un deporte de combate, es un arte marcial en donde te enseñan valores y principios, aparte lo más importante era que me cansaba, me bañaba, hacía mi tarea y a dormir. No me arrepiento de haberlo escogido, es el mejor deporte de la vida”, dijo con una sonrisa de oreja a oreja.

A pocos pasos para el boleto de París 2024

La representante mexicana explicó que aunque se siente nerviosa y con miedo por las clasificaciones, las cuales en este ciclo fueron recortadas de 24 a los primeros 18 lugares, está lista para enfrentar los próximos torneos y poder juntar los puntos necesarios para llevar a su país a la justa olímpica.

“Todo eso lo estoy transformando en energía positiva porque al final lo único que no se puede es no intentarlo, entonces estoy dispuesta a morir en el intento y gastar todos los recursos y herramientas que estén en mí para poder llegar”, aseguró.

Actualmente Paulina se encuentra a 8 lugares de la clasificación directa y a tan solo 60 puntos de la cuota continental, la cual es disputada con sus propios compatriotas y del continente americano.

“La clasificación se cierra en el Mundial que va a ser a mediados de mayo y de ahí se hace el corte, si juntaste los puntos para clasificar entras y si no empiezan los tabuladores de la cuota continental, entonces a mediados de ese mes se acaba con este delirio”, subrayó.

Aunque aún le faltan 10 competencias por vivir antes de que comiencen los Olímpicos, refirió que le llena de mucho amor saber que está representando no solo a su país, sino a su cultura, raíces y creencias de manera internacional:

“El tener la posibilidad de poder pararme en un tatami, me da mucha adrenalina y nervios, pero tengo tres palabras claves para antes de competir y poder enfocarme, una de ellas es México, no saben lo bonito que es nuestra bandera, escuchar el himno nacional y decir que ha valido toda la pena, para mí es un honor y orgullo”, reflexionó.

Te podría interesar: Reanudan parcialmente taxis y combis en Taxco… largas filas siguen

El deporte transforma vidas

Al ser una de las representantes más jóvenes de los selectivos mexicanos que han salido a competir a otros países para llegar a París 2024, Paulina afirmó que el deporte es la llave fuerte para poder trascender en la vida, tanto físicamente, mentalmente y espiritualmente.

“Si eres niña o niño que nadie te diga que no puedes hacer algo, si una, persona te dice que no puedes, es porque lo intentó y no pudo, pero no eres igual, si es tu sueño, realízalo”, mencionó.

La atleta consideró que no importa el deporte que practiquen las personas, cualquiera que sea, al final transformará sus vidas, mentes y corazones construyéndolos en unas personas perseverantes y resilientes.

“Busquen ser mejores seres humanos, el deporte es una herramienta muy bonita para transformarnos, pero si no lo practicas busca algo que te apasione o que hagas con amor y que digas: es aquí lo que me hace feliz y si haces lo que te gusta lo harás de la mejor manera aunque estés vibrando bajito”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

 

KA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *