Ultimo Messaggio

MC Nuevo León cancela gran cierre de campaña tras mensaje de Mariana Rodríguez Secretaría para la Igualdad de las Mujeres Tuxtla

 

David Bowie, el visionario que acuñó la famosa frase, “en el futuro todos tendremos 15 minutos de fama” , revolucionó el mundo del entretenimiento y la cultura a nivel internacional, por lo que este día no pasó desapercibido su octavo aniversario luctuoso.

“Bowie, uno de los músicos más importantes de todos los tiempos fue el primer icono pop que echó por tierra el concepto efímero y banal de lo que es un artista. Era un creador vigente, más no de moda porque esa es pasajera; siempre iba un paso adelante en lo que hacía, era de los pocos artistas que se aventaban al vacío sin red, era una obra de arte.

“Ello implicaba ser avant garde, un visionario, un adelantado a su época creo que es una de las grandes aportaciones que tuvo David Bowie y todo le salió bien y no solamente en el aspecto musical, sino también en la vida”, dijo a 24 HORAS el periodista Carlos Meraz.

Aunque la música para él lo fue todo, este cantante se ocupó de planear su vida perfectamente, a tal grado que mientras el mundo envejecía, él se mantenía joven física y musicalmente hablando hasta que llegó un punto en que el tiempo lo alcanzó.

“A pesar de que estaba en el ocaso de su vida, pudo dejar un álbum emblemático, que  paradójicamente salió casi a finales de su existencia, hecho con una precisión cronológica impresionante.

“Fue un artista fuera de serie al que le apodaban con el mote de “El Elvis Británico” porque su importancia en la música fue crucial, en el género pop, en sus diversas ramificaciones que tiene el rock hasta, incluso, incursionar en sonidos electrónicos innovadores para su época”, añadió Meraz.

Nacido en Brixton, en el sur de Londres, Bowie mostró gran interés por la música en su niñez, estudiando también arte y diseño antes de embarcarse en su carrera profesional como cantante en 1963.

“Este hombre revolucionó el ámbito cultural y tecnológico, porque además de que fue actor, le gustaba la pintura, tiene por ahí algunas obras, pero más bien era un mecenas. Incluso la única vez que vino a México para la inauguración de lo que hoy conocemos como Foro Sol, Fernando Aceves le hizo unas fotografías memorables en el Palacio de Bellas Artes, en la Casa Azul y en Teotihuacán; amaba el muralismo, en especial el mexicano.

“En lo que respecta a la tecnología, empezó a cuestionar y analizar con una profundidad digna de alguien que puede imaginar el futuro como él, de lo que iba a ser el internet y, sin embargo, a través de estos medios empezó a difundir parte de su obra, siendo de los pioneros, pero también veía los alcances positivos y negativos del internet en el robotizarnos y hacer estúpidos a los seres humanos”, finalizó Meraz.

David Bowie, según el periodista, siempre se rodeó de gente importante para hacer que sus trabajos artísticos fueran punta de lanza y tuvieran la mejor tecnología en audio, a los mejores instrumentistas, y también en aprovechar el internet en la música, claro, sin dejar de cuestionar la manera en que se concibe y se distribuye la música hoy.

Y, para conmemorar la primera actuación de Bowie en París en 1965 (la primera fuera del Reino Unido) y su impacto duradero en la música, la moda y la cultura, el alcalde del distrito 13, Jérôme Coumet, quien lanzó en 2020 la idea de bautizar como La Rue David Bowie una calle parisina, develó la placa en su honor en conmemoración de su octavo aniversario luctuoso.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *