Ultimo Messaggio

MC Nuevo León cancela gran cierre de campaña tras mensaje de Mariana Rodríguez Secretaría para la Igualdad de las Mujeres Tuxtla

Después de ser apuñalado en el cuello por un hombre que se hizo pasar por un simpatizante, el líder de la oposición de Corea del Sur, Lee Jae-myung, se encontraba ayer en cuidados intensivos. 

Lee, dirigente del Partido Democrático, estaba rodeado por periodistas en la ciudad portuaria de Busan cuando el atacante lo apuñaló.

El ataque le provocó heridas en el lado izquierdo del cuello, informó el oficial de la policía de Busan, Son Je-han, en una rueda de prensa.

El político de 59 años fue llevado a un hospital en Busan y después fue trasladado a la capital, Seúl, para ser sometido a una operación que duró dos horas, indicó a la prensa Kwon Chil-seung, miembro del partido de Lee.

“Se confirmó que tiene lesiones en la vena yugular interna“, afirmó Kwon. Lee “está ingresado actualmente en la unidad de cuidados intensivos y se está recuperando”, añadió.

El agresor, un hombre de cerca de 60 años que portaba un lema a favor de Lee, fue detenido en el lugar.

La Policía informó que el atacante “usó un cuchillo de 18 centímetros, con un filo de 13 centímetros, que compró por internet”.

El político de oposición se dirigía a su auto mientras hablaba con periodistas “cuando el atacante le pidió un autógrafo”, relató un testigo a la emisora local YTN.

Las imágenes de la televisión muestran a un hombre que se abalanza sobre Lee y lo ataca. Después se ve al político en el suelo siendo socorrido por una persona, antes de ser atendido en una ambulancia.

Las autoridades surcoreanas presentarán cargos por intento de asesinato contra el atacante, quien declaró a la Policía que su intención era matar a Lee, según la agencia de noticias Yonhap.

Varios políticos surcoreanos de alto perfil han sido agredidos en público en los últimos años. 

 

La rectora de Harvard dimite tras polémicas

 

Tras sufrir duras críticas por su manejo del antisemitismo en el campus a partir del conflicto en Gaza, así como acusaciones de plagio en su trabajo académico, renunció ayer la rectora de la prestigiosa universidad estadounidense de Harvard, Claudine Gay.

Gay fue criticada en los últimos meses después de que surgieran informes que alegaban que no citaba adecuadamente fuentes académicas. Las acusaciones más recientes se produjeron ayer y se publicaron de forma anónima en un medio conservador en línea.

Pero la rectora también se vio envuelta en la polémica después de que se negó a decir de manera inequívoca si pedir el genocidio de los judíos violaba el código de conducta de Harvard, durante una audiencia  ante el Congreso junto con los rectores del MIT y de la Universidad de Pensilvania el mes pasado.

Gay, que hizo historia como la primera persona negra en liderar la poderosa universidad de Cambridge, Massachusetts, indicó en su carta de renuncia que fue víctima de ataques personales y racismo.

“Ha sido complicado ver cómo se ponía en duda mi compromiso de hacer frente al odio y defender el rigor académico… y aterrador ser objeto de ataques personales y amenazas alimentadas por el racismo”, escribió Gay.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *