Ultimo Messaggio

Soberano Jr. se dio el lujo de acabar con Atlantis Jr. PSV golea 7-1 al PEC Zwolle; “Chucky” Lozano asistió para un gol

Héctor Zagal
(Profesor de la Facultad de Filosofía en la Universidad Panamericana)

Un día como hoy pero de 1997, se estrenó la película animada “Anastasia”. ¿Ustedes la vieron? El filme cuenta la historia de un personaje basado en la duquesa Anastasia Romanov, hija del último zar de Rusia, Nicolás II. Sin embargo, como toda buena adaptación del ratón animado, omite ciertos datos históricos y altera la realidad para hacerla más “family friendly”. La verdadera historia de Anastasia en realidad es trágica.

A diferencia de la película, los conflictos en Rusia no surgieron luego de que Rasputín realizara un maligno hechizo, sino gracias a la ineptitud del zar y a la pésima partición de Rusia durante la Primera Guerra Mundial.

Estas condiciones propiciaron una revolución liderada por los bolcheviques, los cuales pronto se hicieron con el poder. El zar abdicó y por primera vez en la historia se instauró un sistema comunista en el mundo.

La familia real tuvo que escapar de su palacio en San Petersburgo y, tras varios traslados, el zar Nicolás, su esposa Alejandra, sus hijas Olga, Tatiana, María, Anastasia y su hijo Alexei llegaron a Ekaterinburgo, en concreto, a la casa Ipátiev.

Su instancia en aquel lugar era más un cautiverio. La familia contaba con servidumbre, pero tenían prohibido hablarles. Además, estaban bajo el cuidado del revolucionario bolchevique Yakov Yurovsky.

Según los testimonios de algunas limpiadoras que convivieron con la familia real, las niñas desobedecían las reglas para ayudarles a enjuagar los pisos y distraerse con su compañía. Incluso se cuenta que alguna vez se agravó la salud del zarevich Alexai, quien sufría hemofilia, y Yurovsky llegó a preocuparse por el pequeño.

A pesar de ello, una madrugada llegó un telegrama en donde se le notificaba a Yurovsky de la decisión de ejecutar a la familia. Hay diversas versiones de cómo ocurrieron los hechos, pero seguramente la siguiente sea la más veraz.

Yurovsky levantó a la familia y a la servidumbre con la excusa de que iban a ser atacados, por lo que les ordenó bajar al sótano. Estando ahí, Yurovsky bajó con sus tropas, leyó una notificación que declaraba culpable al zar de “incontables crímenes sangrientos contra el pueblo” y ordenó que lo fusilaran.

Los soldados bolcheviques abrieron fuego contra toda la familia, pero no fue suficiente para matar a todos. Antes de bajar al sótano, las hermanas habían escondido diamantes y joyas entre su ropa, por lo que las balas no las atravesaron. Los soldados tuvieron que asesinarlas con las bayonetas de sus fusiles. Tiempo después, se declaró que nadie había sobrevivido.

Sin embargo, aquí inició uno de los grandes misterios del siglo XX, pues empezaron a circular rumores de que Anastasia y Alexei habían conseguido escapar.

Con los años, fueron apareciendo muchas anastasias y algunas hasta se volvieron populares. Pero no se dejen engañar. Todo esto surgió porque la madre del zar, la emperatriz consorte María Fiódorovna, logró sobrevivir a la revolución tras escapar a Crimea. Todas esas supuestas anastasias lo que en realidad buscaban era engañarla para gozar de sus riquezas.

Pero si aún tienen la esperanza de que Anastasia y su hermanito hayan sobrevivido, lamento decirles que hace mucho que ese misterio se resolvió. En 2009 un grupo de expertos reunió pruebas de ADN cerca del atentado y con ello concluyeron que ningún miembro de la familia real había sobrevivido a la matanza de Ekaterinburgo.

Como les dije, en este caso la realidad tiene muy poco que ver con la ficción. Esos dulces musicales de la película están muy lejos de representar lo que en realidad sucedió.

Sapere aude!

@hzagal

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *