Ultimo Messaggio

Se ha descubierto una reserva de agua de 250,000 toneladas en el lugar menos esperado Cómo desactivar el círculo azul de WhatsApp para no hablar con la Inteligencia Artificial

Espectadores, comerciantes y vecinos vivieron con gran entusiasmo el último día del Gran Premio de México 2023 desde distintas perspectivas.

Algunos con boleto en mano, otros ofrecían sus productos afuera del Autódromo Hermanos Rodríguez y otro sector buscó algún espacio donde poder ver la carrera.

Miles de amantes del deporte automovilístico se dieron cita para ser parte del Gran Circo y ver la destreza de los pilotos, previo a su entrada relataron a 24 HORAS que alrededor de las 10 de la mañana no tuvieron complicaciones para llegar al lugar.
“El acceso (a la zona) es fácil, más con el bus”, refirió Yorkel Bell, quién acudió desde Colombia y estaba ansioso de “ver quién gana, disfrutar la vista y disfrutar la carrera”, y sin tener un favorito, al ser México la sede, esperaba que ganara Sergio Checo Pérez.
La emoción no sólo se vivió en las gradas, pues aficionados siguieron la competencia desde sus celulares en los alrededores del Autódromo e intentando observar algo desde algún punto aledaño, donde incluso se vendían máscaras del Checo.

Para otro grupo de personas que no pudo adquirir un boleto se congregaron en el puente que atraviesa del Palacio de los Deportes al Foro Sol para atestiguar el evento pese a la colocación de vallas que impedían la visibilidad.
Algunas personas intentaron ver el espectáculo alzando su celular, otros a través de pequeños orificios en las vallas, algunos más desde los barandales y otros expresaron su disgusto por la prácticamente nula visibilidad.
“Lo de la valla se nos hizo mala onda y que estén aquí (las personas), pues muy chido por la emoción, igual nosotros vinimos a ver o a escuchar, está muy padre la emoción”, indicaron Raúl y Francisco, originarios de Oaxaca.

En los alrededores de la Puerta 6 del Foro Sol los comerciantes no pararon la venta de productos alusivos a la Fórmula 1.

Vendieron playeras y gorras desde 350 a los 600 pesos; mientras que en casas aledañas se ofreció el servicio de guardarropa con un costo desde 25 pesos por bulto o mochila.Con mercancía alusiva, los amantes de la justa automovilística disfrutaron del último día del Gran Circo desde el exterior del Autódromo para no perderse ningún detalle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *