Ultimo Messaggio

Atestigua Gobernador graduación de la novena generación del CCTE Tetakawi Fernando Vilchis cierra campaña con el apoyo de jóvenes de Ecatepec

En medio de la polémica en redes por el bloqueo de celulares debido a que provienen del “Mercado Gris”, es decir, de plataformas web o terceros fuera de la cadena de venta de los fabricantes, productores de smartphones tuvieron que recular… por el momento, debido a la intervención del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Esto debido a que los bloqueos que fueron llevados a cabo de forma “unilateral”, por parte de fabricantes como Motorola y Samsung, afectan a los derechos de los consumidores y de usuarios finales, al dejar los teléfonos como meros pisapapeles, pues la intervención de las compañías solo les permite realizar llamadas a números de emergencia.

En un comunicado conjunto,  el IFT y la Profeco llamaron a “las empresas que han implementado medidas de bloqueo a suspender dichas acciones de forma inmediata”, aunque los organismos reconocieron que “las importaciones provenientes del denominado Mercado Gris pueden afectar la calidad en la prestación del servicio”.

Por ello, a la par llamaron a los fabricantes a formar un grupo de trabajo para identificar medidas e implementar acciones para hacer frente a los retos que plantea el Mercado Gris.

Ante lo cual, unas horas después Motorola, que desde hace semanas comenzó el bloqueo de equipos, informó que “gracias al trabajo de concientización que hemos venido haciendo, hemos logrado reducir significativamente el número de unidades del Mercado Gris, y el número de dispositivos inhabilitados es muy bajo”.

“Dado que el usuario está siempre en el centro de nuestra estrategia, desde Motorola vamos a habilitar para su uso los dispositivos irregulares que se activaron desde el 27 de julio durante los próximos días”.

Mientras que Samsung informó que “en línea con la solicitud que realizó Profeco junto al IFT; suspenderemos el bloqueo de teléfonos celulares provenientes del Mercado Gris. Así mismo, manifestamos nuestra disposición e interés en participar en las mesas de trabajo”.

Y es que la justificación de las empresas para realizar los bloqueos fue que los equipos no cumplen con la Norma Oficial Mexicana (NOM) sobre aparatos eléctricos como celulares, respecto a voltajes, frecuencias, diseño y composición… Pero sin que lo ordenaran las autoridades del país.

Incertidumbre

En febrero pasado, Alejandro compró un teléfono para su novia a través de Amazon, un equipo que en México costaba 13 mil pesos en el momento de su lanzamiento, mientras que en la plataforma de comercio electrónico le costó apenas siete mil pesos, con envío gratuito desde Estados Unidos.

“El aparato me llegó sin la caja original, en una caja de cartón café, con sus respectivos accesorios, eso sí, pero no me importó porque las cajas al final estorban y me pareció un muy buen precio”.

Tras el anuncio de que la compañía bloquearía celulares comprados en el Mercado Gris, Alejandro se alarmó, pues en realidad no sabía a ciencia cierta si el smartphone que le compró a su novia caía en esa categoría.

“¿Y yo cómo voy a saber? Si lo estoy comprando en una plataforma como Amazon. Sí, viene de Estados Unidos, pero pues no lo estoy comprando en el tianguis o la plaza de la computación”, explica a 24 HORAS.

Y es justo en la Plaza de la Tecnología de la Ciudad de México donde Sergio, quien se dedica al comercio de celulares se mostró preocupado por la medida.

“Si nos pasa a dar en la torre. Nos pasa a afectar. Si alguien viene y busca que le puedas dar un mejor precio ya no lo puedes hacer. Era una mejor opción para dar un poquito más económico”, comentó en su local.

Por ello, aseguró que él y otros comerciantes comenzaron desde hace tiempo a buscar nuevas opciones de distribuidores y de marcas para comerciar.

“Ahora hay que buscar un distribuidor que sea nacional, que tenga permisos, para que no te afecte, que te dé un buen precio, con garantía, pero con el que puedas sacar algo, porque a final de cuentas es un negoció”, compartió.

“Samsung se vende mucho en el mercado, pero sí nos afecta que se estén bloqueando los equipos porque es una marca muy comercial”, agregó.

Antes del anuncio del IFT y la Profeco, Armando, otro comerciante, dijo que tomó medidas ante el bloqueo de equipos, devolviendo parte de su mercancía para evitar riesgos económicos.

“En el caso de Motorola, los equipos que teníamos que no eran nacionales los devolvimos al almacén. Se me hace algo absurdo, porque puede ser que vayas a un país extranjero y que compres un teléfono totalmente legal y al momento de llegar a tu país, que no puedas usarlo se me hace totalmente ilógico. Lo que deberían retirar serían los equipos clones”, explicó.

En este sentido, consideró significativa la diferencia de precios entre las empresas y distribuidores: “Ellos (compañías) inflan demasiado los precios al momento de la venta, si lo compras en otro país te va a salir muchísimo más barato”, refirió.

LEG

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *