Ultimo Messaggio

Activan alertas naranja y roja por fuertes lluvias en la capital Casos de COVID-19 sin repunte en Edomex

El presidente francés, Emmanuel Macron, no dimitirá “sea cual sea el resultado” de las elecciones legislativas que adelantó en Francia tras la victoria de la extrema derecha en los comicios europeos, cuyo auge amenaza ahora con desestabilizar a la derecha tradicional.

“Las instituciones son claras y el lugar del presidente también, sea cual sea el resultado”, declaró Macron en respuesta a una pregunta sobre una posible dimisión, en una entrevista publicada por Figaro Magazine.

A pesar del inesperado adelanto de los comicios legislativos previstos para 2027, Macron puede continuar como presidente hasta esa fecha, pero corre el riesgo de tener que compartir el poder con un gobierno de otra orientación política.

Defendiéndose de las críticas por esta arriesgada maniobra, el mandatario de 48 años aseguró que fue “la decisión correcta por el bien del país” y reafirmó su papel como líder de la alianza centrista.

A cinco días de que termine el plazo para presentar candidaturas, el tradicional partido de derecha Los Republicanos (LR) se encuentra sumido en una profunda crisis debido a la propuesta de su presidente, Éric Ciotti, de alcanzar un pacto con la ultraderechista Agrupación Nacional (RN).

“Necesitamos una alianza”, afirmó Ciotti, pero “sin dejar de ser nosotros mismos”. Aseguró que ambos partidos comparten “valores de derecha” y que esto permitiría a LR “conservar diputados” ante el declive que le pronostican los sondeos.

El RN, que arrasó en las elecciones europeas del domingo con el 31.37% de los votos, ya anunció que su candidato a primer ministro será precisamente su cabeza de lista en los comicios europeos, Jordan Bardella, de 28 años.

Bardella aseguró en una entrevista que “habrá un acuerdo entre Agrupación Nacional y Los Republicanos” por el que la formación de extrema derecha “apoyará” a “varias decenas” de candidatos de la derecha moderada.

Esta alianza pondría fin al tradicional aislamiento del RN, partido heredero del Frente Nacional de Jean-Marie Le Pen, conocido por sus declaraciones racistas y antisemitas.

La propuesta ha provocado un terremoto político en LR, partido que anteriormente gobernó con presidentes conservadores como Charles De Gaulle, Georges Pompidou, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy, muchos de cuyos miembros ya se habían marchado a las filas de Macron desde 2017.

Sus principales líderes descartaron la propuesta y pidieron la dimisión de Ciotti, la cual él rechazó, mientras que el ministro de Economía, Bruno Le Maire, instó a sus antiguos compañeros de partido a unirse a la alianza centrista del presidente francés. CONFIANZA. Macron puede continuar como presidente pero corre el riesgo de tener que compartir el poder con un gobierno de otra orientación política.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *