Ultimo Messaggio

Arévalo busca atraer inversión desde Europa para Guatemala Pereda augura buen papel en Vallarta

Los asaltos y extorsiones que afectan a transportistas en las carreteras del país detonaron el precio de la canasta básica hasta 15% en algunas entidades, registró la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec). 

En un estudio realizado en 200 puntos en las 32 entidades federativas en niveles de consumo alto, medio y popular se determinó que sólo de enero a febrero hay una alza inflacionaria de 1.08% en promedio en los 44 productos de la canasta básica por diversos factores como sequía y la inflación, pero si se mide por estados, en algunas ciudades las alzas son de hasta 15% por el factor de la inseguridad. 

En suma, los comerciantes ven un incremento de 19.84 pesos a la canasta básica sólo en un mes que ahora pasó a mill 849.24 pesos, pero en cada entidad el caso es distinto. 

En Nuevo León, la canasta básica aumentó 10.30%, en Tamaulipas 8.29%, en Campeche 6.275% y en Zacatecas 6.18%. 

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada e Industria Satelital (Amesis), el 2023 fue un año negro para robo al transporte en carreteras donde se registraron 9 mil 181 incidentes, de los que 7 mil 862 fueron con violencia. 

Se estima que cada hora hay 1.6 atracos a transportistas, un promedio de 38 por día. Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) revelan que el Estado de México es la entidad con mayor atracos al registrar 4 mil 214 (más del 50% del total en el país) donde el alza de la canasta básica fue de hasta 2%. 

Un análisis de la consultora Overhaul, reveló que más del 50% de los eventos de robo de carga se han localizado en la región central y sureste de México. 

“Esta zona no sólo concentró la mayoría de los robos, sino que también experimentó un desplazamiento significativo durante el tercer trimestre. En comparación con el segundo trimestre, observamos un cambio de un punto porcentual, lo que sugiere que el problema se ha intensificado en el centro del país”, explicó la firma experta en seguridad,

logística y transportación. 

Cuauhtémoc Rivera, dirigente de la Anpec, destacó que las zonas más afectadas por las extorsiones y robos a transportistas están siendo el centro del país, el Estado de México, Morelos, Guerrero, Michoacán y el Bajío donde todos los comestibles se han incrementado hasta 15% por los robos que están siendo víctimas los transportistas. 

“Son territorios donde el aumento del precio de la canasta básica, producto de las extorsiones, podríamos decir que es entre un 10-15%, al menos, lo que se ve impactado el precio de los productos por el cargo indebido de la extorsión”. 

Rivera aclaró que el alza de los productos comestibles tiene que ver también con la dura sequía que se enfrentó en 2023 y quizá este año, la inflación, pero sin duda también hay que sumar el costo de los robos y extorsiones al transporte. 

“Son muchos factores que inciden en este fenómeno inflacionario y hacen que los alimentos se encarezcan. El factor estacional, la sequía, producto del cambio climático que estresa la producción agrícola, y la inseguridad que entorpece y encarece toda la cadena de producción y suministro desde la siembra hasta la venta en calle”, enfatizó. 

Agregó que el alza se debe también al alto costo de los combustibles como la gasolina y el diésel, costos a los que hay que sumarle el derecho de piso y las extorsiones que están encareciendo “los productos esenciales”. 

Anpec registró que la cebolla en las primeras semanas del año aumentó 18.55% ($53.12 el kilo), la papa 11.36% ($38.61 el kilo), el tomate verde a 8.61% ($37.90 el kilo), los chiles en escabeche 8.25% y el aguacate hasta 8.21% (hasta $54 pesos el kilo). 

“Luego entonces, la suma de todas estas incertidumbres: sequía, inseguridad, energía y sobrerregulación afectan a los hogares”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *