Ultimo Messaggio

Pueblos indígenas dan emotiva despedida a a Emilio Ramón Ramírez Guzmán Recibe la Licenciatura en Ingeniería Agroindustrial de la UNACH acreditación del COMEAA

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó, tras concluir este viernes su conferencia matutina desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el reparto de tamales con motivo de Día de la Candelaria.

Sin embargo, el tradicional platillo no corrió por cuenta ni del mandatario ni de la Presidencia de la República sino de un par de periodistas que enviaron el producto desde San Luis Potosí y Oaxaca.

Te podría interesar: Hackeo a datos de reporteros tiene que ver con el conservadurismo, insiste Presidente

“Es un zacahuil, ¡ese alcanza para todos!” exclamó el presidente al leer en su atril la tarjeta informativa que el pasaron, “es el mundo al revés, en vez de que nosotros ayudemos con el desayuno, son los periodistas”, dijo el mandatario.

En total llevaron, según la información que le proporcionaron al presidente, tres zacahuiles de San Luis Potosí y 300 tamales de Oaxaca, además de champurrado que repartieron entre los asistentes a la conferencia matutina de López Obrador.

Una vez terminada la rueda de prensa y ya sin la transmisión por redes sociales, en el templete de la conferencia se colocó una mesa, y entre un chef y dos cocineras tradicionales hicieron la presentación y el reparto de los platillos.

El chef Taurino Galván Valencia dio una explicación del origen del zacahuil mientras comenzó a repartir la comida.

Te podría interesar: ONU-DH condena ataque a periodista Yolanda Caballero

Al probarlo, López Obrador exclamó “¡suculento!”, recibió una jarrito con champurrado, se despidió y apuró la salida del Salón Tesorería, pues hoy realiza un recorrido por estado de Tabasco.

 

 

 

 

 

 

 

KA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *