Ultimo Messaggio

Matan a comprador de auto para robarle Alejandra del Moral se suma al proyecto de Sheinbaum

Problemas para comunicarse, relacionarse, así como poca tolerancia a la frustración y dificultades para concentrarse, son parte de los problemas que el uso excesivo de medios de comunicación e información tecnológicos y celulares puede causar a las niñas y niños.

Desde hace varios años las infancias cambiaron los juguetes por tabletas, computadoras y celulares en peticiones a los Reyes Magos. 24 HORAS Puebla entrevistó a dos psicólogas que expusieron los riesgos del uso sin supervisión de estos aparatos.

Te podría interesar: Profeco pone en marcha ‘Operativo Día de Reyes Magos’

La psicóloga y socióloga Elsa Herrera Bautista comentó que el uso de estos instrumentos no se recomienda para menores de cinco años. Lo anterior, porque las conexiones neuronales no se forman de manera correcta.

Con la edad pueden tener dificultades para concentrarse, incluso algunos menores de edad son diagnosticados con Trastorno de Déficit de Atención (TDA).

Enfatizó que esta tecnología no es mala en sí misma, sino que la falta de atención de los padres y el uso excesivo de estos dispositivos dispara algunos problemas.

“Se vuelve como un sustituto, como un principal compañero de crianza de los pequeños, entonces sí se vuelve un problema”, comentó.

Dentro de las consecuencias del uso irresponsable de estos aparatos se encuentran los problemas para tener contacto con otras personas, relacionarse y comunicarse.

Debido a que fomentan la vida sedentaria, podrían generar algunos problemas para su salud física, como la obesidad.

El tipo de información a la que tienen acceso puede crear expectativas muy alejadas de su vida real. También contribuye a la reducción de la atención y capacidad de concentración, lo que afecta el rendimiento escolar.

ACOSO, OTRO DE LOS PELIGROS

La psicóloga Rita Dorantes tampoco recomendó el uso de estos dispositivos antes de los 10 años. Aseguró que el principal problema es la falta de vigilancia al usar estos aparatos,

Puede generar en las y los menores de edad dependencia, lo que deriva en el poco control de los impulsos, poca tolerancia a la frustración, ataques de ira y ansiedad.

“Con tal de que no lloren, con tal de que no le hagan berrinche, le dan el dispositivo, pero no se están dando cuenta del problema que se les está creando”, comentó.

Cuando lleguen a la adolescencia, es probable que rechacen el contacto con la gente y desarrollen problemas de conducta. Detalló que incluso pueden generar una parafilia, que se trata de la excitación o gratificación sexual mediante objetos, situaciones o el no consentimiento de otras personas.

Una investigación reciente de Common Sense Media nos muestra que el uso de pantallas por parte de los preadolescentes (considerados de ocho a 12 años) y los adolescentes (13 a 18 años de edad) ha crecido desde la pandemia por Covid-19 que en los cuatro años anteriores. De acuerdo a los estudios realizados indican que los preadolescentes dedican un promedio de cinco horas y media al día en pantallas y que, en el caso de los adolescentes el tiempo llega a más de ocho horas.

No es por ello extraño que los padres de familia se preocupen por temas como el sexting, ciberbullying, acoso sexual, trata o pornografía.

CONTROL

Así que no está de sobra reiterar que el uso excesivo de dispositivos electrónicos incluyendo televisores y computadoras puede tener efectos negativos en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. El uso de estos dispositivos puede llevar a una baja tolerancia a la frustración, trastornos del sueño, obesidad, problemas de atención e hiperactividad.

Además, el uso excesivo de estos artefactos puede llevar a una disminución en la capacidad de los niños para regular sus emociones. usar estos avances tecnológicos de una a dos horas al día e intercalar su empleo con otras actividades como la lectura, ver una película completa, armar un rompecabezas o incluso ir al parque.

Se recomienda incluso hacer un plan familiar para el empleo de pantallas, esto implica ayudar a considerar la edad, salud personalidad y principalmente la etapa de desarrollo de los niños.

Es importante recordar que el sueño es vida y que es importante que los infantes duerman de ocho a 12 horas cada noche así como dedicar una hora a actividades físicas para mantenerse lejos de las pantallas.

SIN MEDIDA

Usar como distracción estos instrumentos, lejos de entretener a los niños y niñas puede desencadenar conductas o malestares que a continuación mencionamos:

Te podría interesar: Nintendo Switch 2: Precio y juegos para la consola

Problemas de conducta
Se dificulta controlar los impulsos de los niños y más, cuando se deja a la tecnología como suplente de los padres
Depresión infantil y ansiedad
Puede acelerar el crecimiento del cerebro y asociarse con baja atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje
Hiperalertar el cerebro
Emiten información de manera compulsiva y nuestro ojo se ve obligado a asimilarla rápidamente, por lo que el cerebro continúa con una alta actividad

 

 

RM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *