Ultimo Messaggio

Dan de alta a 94 lesionados por caída de templete, 12 permanecen hospitalizadas: Máynez Reafirma Mariana Rodríguez ventaja rumbo a la alcaldía: Massive Caller

Tras condenarlo como un atentado de “odio”, la República Islámica decretó un día de luto nacional para hoy y el presidente Ebrahim Raisi anuló un viaje previsto a Turquía. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, declaró tres días.

Al menos 103 personas murieron y 211 resultaron heridas, algunas en estado crítitico ayer cuando dos bombas estallaron en medio de una multitud que conmemoraba el cuarto aniversario de la muerte del general Qasem Soleimani, según medios estatales iraníes. Algunas agencias internacionales informaron que el balance era de más de 200 fallecidos.

“Estábamos caminando hacia el cementerio cuando, de repente, se detuvo un vehículo detrás de nosotros y explotó una papelera que contenía una bomba”, declaró un testigo a la agencia Irna.

Los ataques, que ocurrieron con unos 15 minutos de diferencia, tuvieron lugar cerca de la mezquita Saheb al Zaman, donde se encuentra la tumba de Soleimani, en la ciudad de Kermán, en el sur de Irán. Nadie reivindicó el ataque hasta el cierre de esta edición.

Entre los muertos hay tres paramédicos que acudieron al lugar tras la primera explosión, afirmó la Media Luna Roja iraní.

Imágenes difundidas por internet mostraron a la multitud, que se congregó para conmemorar el cuarto aniversario de su muerte, tratando de huir del lugar.

 

DURA RESPUESTA

El ayatolá Ali Jamenei prometió una “dura respuesta” a los “malvados y criminales enemigos de la nación”. Al anochecer, la multitud regresó al lugar de los hechos coreando: “¡Muerte a Israel!” y “¡Muerte a Estados Unidos!”.

“Condenamos el amargo atentado terrorista de hoy (…) Espero que los autores del crimen sean identificados y castigados por sus actos”, declaró la hija de Soleimani, Zeinab.

El presidente ruso, Vladimir Putin, condenó el ataque “escandaloso por su crueldad y su cinismo”. Irak lo calificó de acto “terrorista” al igual que la Unión Europea, que expresó “su solidaridad con el pueblo iraní”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, también condenó “firmemente” la doble explosión.

Irán libra desde hace tiempo una guerra en la sombra de asesinatos y sabotaje con su enemigo Israel, además de combatir contra varios grupos yihadistas y armados.

Soleimani era una de las personalidades más populares del país y estaba considerado un héroe por su papel en la derrota del grupo Estado Islámico tanto en Irak como en Siria. EU y sus aliados lo consideraron durante mucho tiempo como el enemigo jurado.

EU NIEGA IMPLICACIÓN E ISRAEL NO EMITE COMENTARIOS

 

Matthew Miller, portavoz del Departamento de Estado afirmó ante periodistas que “Estados Unidos no estuvo involucrado de ninguna manera y cualquier insinuación que lo contradiga es ridícula”, y que no tenía “ninguna razón” para creer que Tel Aviv tuvo algo que ver. Israel, enemigo declarado de Irán, no comentó sobre el atentado. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *