Ultimo Messaggio

Cambiará Héctor García “imagen” de la colonia Libertad En la UAdeC se llevó a cabo el “Festival del Patrimonio”

El nuevo gobierno pro-Unión Europea (UE) de Polonia, encabezado por el primer ministro Donald Tusk, ha destituido a altos ejecutivos de la televisión y la radio públicas polacas y de la agencia estatal de noticias PAP. Esta decisión, según el Ministerio de Cultura, tiene como objetivo restaurar la imparcialidad en estos medios, que los críticos acusaron de transformarse en herramientas de propaganda durante los ocho años de gobierno del partido Ley y Justicia (PiS), de derecha nacionalista.

El símbolo más llamativo de este cambio fue el cese abrupto de la emisión de TVP Info, un canal de noticias de 24 horas muy criticado por su cobertura a favor del anterior gobierno, encabezado por PiS. Esta acción, vista como un esfuerzo por despartidizar a los medios públicos, provocó fuertes reacciones. Los miembros de PiS, encabezados por el ex primer ministro Jarosław Kaczyński (2006-2007), organizaron protestas en la sede del TVP, argumentando una toma ilegal del poder y un ataque a la libertad de prensa.

Si bien la resolución del nuevo gobierno enfatiza la necesidad de medios confiables, independientes y pluralistas, los representantes de PiS, incluido el ex primer ministro Mateusz Morawiecki (2017-2023), denunciaron estos cambios como antidemocráticos, comparándolos con las medidas opresivas del pasado comunista de Polonia. Los críticos de PiS, sin embargo, argumentan que estas reformas son necesarias para contrarrestar la influencia sustancial de la administración anterior sobre los medios públicos, que llevó a una caída drástica en la clasificación de Polonia en el Índice Mundial de Libertad de Prensa de la organización Reporteros sin Fronteras.

En medio de estos acontecimientos, el nuevo gobierno inició investigaciones contra las acciones de la administración anterior (PiS) y reemplazó a jefes de agencias de seguridad clave. En un acontecimiento jurídico notable, dos destacados políticos de PiS fueron sentenciados a prisión por abusos de poder durante su mandato de 2005 a 2007.

Las acciones del gobierno liderado por Tusk, una alianza que va de la centroizquierda a la centroderecha, representan un cambio significativo en el enfoque de Polonia hacia los medios públicos, haciendo eco de la compleja historia de control mediático en el país. La transformación de estos medios estatales de portavoces de un partido a plataformas para el periodismo balanceado se considera una prueba crucial para los valores democráticos de Polonia y su relación con la UE.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *