Ultimo Messaggio

En la Feria Nacional de San Marcos, Coahuila sorprenderá al mundo Extraductor de Shohei Ohtani queda libre tras pagar fianza

Bajo una cláusula de insurrección de la Constitución, la Corte Suprema de Colorado declaró al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, inelegible para la Presidencia en 2024.

El máximo tribunal del estado eliminó este martes a Trump de la boleta primaria republicana bajo la 14a Enmienda, en un fallo de 4-3, lo que lo convierte en el primero que le impide postularse a la presidencia debido a su papel en el asalto al Capitolio.

“La mayoría del tribunal sostiene que el presidente Trump está descalificado para el despacho presidencial de acuerdo con la sección tercera de la décimo cuarta enmienda de la Constitución”, indicó la Corte.

“Porque está descalificado, sería un acto erróneo bajo el código electoral del estado de Colorado que aparezca como candidato en la boleta de las primarias presidenciales”, añadió.

La 14a enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que a finales del siglo XIX estableció los derechos de ciudadanía y los derechos civiles, prohíbe a estadounidenses competir por puestos electorales si participaron en una insurrección después de comprometerse a defender la Carta Magna.

Ratificada tras la Guerra Civil (1861-65), la enmienda tenía como objetivo impedir que los partidarios de la Confederación esclavista fueran elegidos para el Congreso u ocuparan cargos federales.

La decisión del tribunal deriva de una demanda hecha por un grupo de electores, con el apoyo del no gubernamental grupo Citizens for Responsibility and Ethics (CREW), que argumenta que Trump no es elegible para competir por la Presidencia debido al ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021 perpetrado por sus partidarios.

La jueza Sarah Wallace, de Denver, falló que Trump participó en una insurrección pero que podía competir porque la sección tercera de la enmienda no se aplica a quienes compiten por la Presidencia. Pero los electores, con el apoyo de CREW, apelaron, lo que derivó en la respuesta de la Corte Suprema. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *