Ultimo Messaggio

Avanza Coahuila en acciones del Consejo Estatal de Salud Mental Nicki Nicole responde si su relación con Peso Pluma la afectó

El Gobierno de México enfrentará legalmente la “guerra contra migrantes” del gobernador de Texas, Greg Abbott, al impugnar la ley SB4 que penaliza hasta con 10 años de reclusión a las personas migrantes ilegales o aquellas “que lo parezcan”.

Así lo dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) este martes al anunciar que su administración, vía la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) impugnará la medida recientemente promulgada por Abott que criminaliza –aún más- la migración ilegal en Texas, EU.

Al respecto, el titular del Ejecutivo comentó que:

“Relaciones exteriores para impugnar esta ley y además nosotros vamos a estar siempre en contra de estas medidas, decirle a nuestros paisanos y a los migrantes que vamos a estarlos defendiendo”.

Te podría interesar: Antimorenistas, desilusionados y jóvenes darían la victoria a MC: Chertorivski

Y en una intromisión más al proceso electoral de aquella nación, señaló que la decisión de mandatario texano se debe a que busca ser candidato a vicepresidente por el Partido Republicano, por lo que, con sus medidas busca ganar popularidad pero para él –López Obrador-: “No va a ganar nada al contrario va a perder simpatías porque en Texas hay muchos mexicanos, muchos migrantes, a él se le olvida de que en Texas era de México”.

Además de que el texano no reconoce el aporte de los migrantes a la consolidación de EU como nación, por lo que volvió a acusar que las acciones del político son meramente “politiqueras”, al punto de que este invierno ha enviado migrantes a Nueva York, u otros lugares en donde viven demócratas y los dejan afuera de sus casas, como fue el caso de la vicepresidenta, Kamala Harris.

¿Qué es la SB4?

La ley firmada por Greg Abott este lunes y que entrará en vigor en marzo de 2024 permitirá a cualquier elemento policial de Texas que detenga a personas sospechosas de ingresar ilegalmente al país, al tipificarlo como delito estatal.

Además de que autoriza a jueces locales ordenar la expulsión de migrantes a México, y destina mil 500 millones de dólares para que Texas construya su propio muro fronterizo, y se asignarán entre 20 y 30 millones de dólares de impuestos estatales por cada 1.6 kilómetros de muro.

Pese a esta aprobación, las leyes de inmigración en EU son competencia federal; en 2012 el Gobierno de Arizona estableció la ley SB1070 pero la Corte Suprema declaró que la mayor parte de esta disposición era inconstitucional.

Te podría interesar: Crisis en TEPJF pone en riesgo integridad electoral en 2024: organizaciones

La medida de Abott ha generado miedo entre los latinos de México -que representa 40 por ciento de la población texana-, además de que ha sido condenada por organizaciones de derechos civiles y grupos defensores de migrantes.

LDAV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *