Ultimo Messaggio

¡Les cumplí! Nadie sabe el problema que resolverían al gobierno las Afores

Lamentablemente falleció Rosita Pelayo, una mujer que batalló con su salud desde joven, ya que a los 20 años le diagnosticaron artritis reumatoide degenerativa. Durante varios años la controló con medicamentos, pero en el  2008 los dolores eran insoportables, se le entumecían las manos y las piernas a causa de una nueva enfermedad, la parestesia, desde entonces ya no pudo mover los dedos de las manos y de los pies por lo que su vida se convirtió en una pesadilla al no poder valerse por sí misma, la tenían que ayudar para caminar, fue entonces cuando empezó a utilizar silla de ruedas.

En este año, le diagnosticaron  cáncer de colon, le extirparon el tumor y estaba recibiendo quimioterapias, pero le aparecieron otros tres tumores que le quitarían el año entrante; estaba emocionada porque la habían llamado para hacer la obra A vuelta de rueda, donde compartiría créditos con Juan Carlos Colombo, bajo la dirección de Rafa Perrín.

Pero de un momento a otro empezó con fuertes dolores y una úlcera le provocó un sangrado, pero su cuerpo ya no aguantó más.

Participó en telenovelas como Salomé, Carita de Ángel y La fea más bella, así como las series El César y Las Amazonas y por supuesto su gran participación en el programa Cachún, Cachún Ra Ra.

Rosita mantuvo una relación sentimental con Luidig Ochoa, pero confesó que el hombre que más amo, sin duda fue Jaime Garza.

Descanse en paz mi querida Rosita, una mujer llena de fortaleza y alegría, ya que luchó hasta el final con gran entereza.

Claudia Ramírez confiesa que viene de un hogar donde vivió en medio de la violencia, su padre maltrataba a su madre y lamentablemente, ella ha atravesado por momentos dolorosos, según describe, “he vivido los peores grados de violencia, porque tenía miedo, porque pensaba que no podría vivir sin ellos y por ignorancia”.

La actriz confiesa que hay que exponer a quienes te hacen daño, en el trabajo o en tu vida personal, ha sido un proceso largo, un camino lleno de aprendizaje.

Eduardo Capetillo confesó que ha cometido varios errores puesto que vivió en medio de las adicciones al alcohol y a los sedantes. Fue un proceso largo en el que dejó de tomar y lleva 16 años sobrio; pero después empezó a consumir benzodiacepinas, que son ansiolíticos, lo cual fue más complicado para poder dejarlo.

Sus adicciones afectaron su vida personal y profesional además, subió 20 kilos.

Por eso tuvo que cambiar su estilo de vida, que incluye comer sano, hacer ejercicio y meditar. Comenta que cuando tiendes a las adicciones buscas sustitutos que activen el sistema de recompensas en el cerebro, como el azúcar, el sexo, las redes sociales y ha tenido que luchar contra eso, porque al dejar las pastillas le dio por comer alimentos dulces en exceso.

Actualmente se encuentra bien, buscó el bienestar de adentro hacia afuera, ya que la paz y la tranquilidad son internas.

Tengo un pendiente, ¿se imaginan todo lo que ha tenido que aguantar Biby Gaytán por el gran amor que le tiene?

Hay más… pero hasta ahí les cuento.

 

FACEBOOK  y YOUTUBE Ana María Alvarado

IG y TW @anamaalvarado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *