Ultimo Messaggio

Taboada y Chertorivski tuvieron arranques flojos con pocos asistentes Cerramos con letras de oro los 100 años de “La Narro”: Manolo Jiménez

Una patada de gol de campo a en zona roja fue suficiente para que los Denver Broncos consiguieran una frenética victoria ante los Buffalo Bills, por marcador de 22-24, en el cierre de la décima semana en la NFL, que con este resultado se alejaron del primer puesto en el Este de la AFC.

Broncos tuvo una mejor primera mitad, en la que el equipo de Sean Payton logró quince puntos mediante los goles de campo de Wil Lutz y la anotación de Courtland Sutton, combinados con una mala actuación durante ese periodo por parte de Josh Allen, que sumó en ese lapso el par de intercepciones que lo llevaron a liderar tal asterisco en toda la liga.

La respuesta de los Bills comenzó a desarrollarse en el segundo cuarto del encuentro, con la anotación de Dalton Kincard y los dos puntos conseguidos en la jugada extra en combinación entre Allen y Gane Davis.

Para el inicio de la segunda mitad, Latavius Murray colocó el empate parcial con su anotación por la vía terrestre, para liderar en dicho aspecto a su equipo, en un periodo final que tuvo al cuadro de Sean McDermott con un envión colectivo para darle vuelta al marcador.

Durante la parte final del encuentro, el cuestionado Allen, que finalizó el partido con 177 yardas lanzadas, le dio la victoria a los Bills con un touchdown personal, que resultó insuficiente para asegurar la victoria, luego de los nueve puntos anotados por Lutz durante esos últimos quince minutos, para asegurar en la última jugada su cuarta victoria del año./24Horas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *