Ultimo Messaggio

Secretaría para la Igualdad de las Mujeres Tuxtla Indetux Deportes

Edgar H. Clemente/La Jornada/Huixtla, Chis.- El bloqueo que migrantes instalaron el miércoles a primera hora en la aduana de Huixtla, Chiapas, cumplió esta mañana 24 horas lo que generó un caos en la zona.

La caravana se instaló en los cuatro carriles de la carretera costera de Chiapas impidiendo el paso de vehículos hacia la frontera con Guatemala y hacia el interior del estado, lo que provocó una fila de camiones de más de 10 kilómetros en ambos sentidos.

Los extranjeros colocaron carpas en el interior y los alrededores del Centro de Atención Integral al Tránsito Fronterizo (CAIFT).

Camioneros inconformes también cerraron un camino de terracería que automovilistas utilizaban para rodear el bloqueo. Además, se registraron conatos de enfrentamiento entre los choferes y los migrantes.

“Estamos parados desde ayer, no sé quién paró el tráfico y no nos movemos para nada, ya vamos para dos días y no se vale, nosotros vamos lejos, vamos hasta Laredo” dijo el camionero Jesús Cortés.

Jonathan Arredondo teme que se eche a perder la carga de 25 toneladas de plátano que lleva a Reynosa por lo que también exigió que la vía sea liberada.

Los migrantes por su parte insisten al Instituto Nacional de Migración (INM) que entregue los permisos de tránsito para que puedan seguir hacia el norte de México y no correr riesgos en el camino.

“No queremos hacerle daño a México ni a la gente mexicana, sólo estamos esperando los papeles pero inmigración no nos resuelve nada, migración quiere que peleemos con los rastreros (traileros)” expresó el hondureño Cristian García.

El hombre que viaja con su esposa embarazada y dos menores señaló que durante el trayecto los migrantes sufren abusos de las autoridades y de la delincuencia, por ello la insistencia de un documento con el que puedan viajar legalmente sin exponerse.

“Nosotros lo que exigimos es sólo el permiso nada más y nosotros liberamos (la carretera) y pasamos tranquilamente” añadió.

Irineo Mújica, de la organización Pueblo Sin Fronteras, sostuvo que el INM mantiene una actitud de cerrazón y expone a la población migrante a condiciones de precariedad ya que muchas familias no tienen recursos y los niños de la Caravana están enfermando.

“Esta situación es responsabilidad del INM, ellos son los que exponen a los migrantes a esto, a que estén bajo el sol, bajo la lluvia, no les cuesta nada darles el documento para que se vayan”, reiteró.

La Caravana cumplió este jueves 11 días de caminata y protestas desde que salieron el lunes 30 de octubre de Tapachula.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *