Ultimo Messaggio

Matan a comprador de auto para robarle Alejandra del Moral se suma al proyecto de Sheinbaum

El Reino Unido está llevando a cabo su primera cumbre sobre inteligencia artificial (IA), un evento de dos días (1 y 2 de noviembre) en Bletchley Park, una instalación militar conocida por su papel en el descifrado de códigos nazis durante la Segunda Guerra Mundial. La cumbre reúne a funcionarios y líderes de la industria tecnológica para abordar las crecientes preocupaciones sobre los riesgos potenciales y el uso indebido de la IA.

En su primer día, el evento resultó en la firma de la Declaración de Bletchley, una declaración conjunta de Estados Unidos, China, la Unión Europea (UE) y otros 26 países con la que se comprometen a trabajar juntos para garantizar el desarrollo seguro y responsable de la IA. Sin embargo, al cierre de la primera jornada, México no tenía representación gubernamental, por lo que no se adhirió a la Declaración.

La cumbre se centra en dos categorías de riesgo: la pérdida de control, donde los sistemas de IA podrían afectar a los humanos, especialmente a través de una autogestión no vigilada; y el mal uso, donde la IA podría ayudar en ataques cibernéticos o el desarrollo de tecnologías peligrosas. Las discusiones incluyen el posible uso indebido de la IA por parte de terroristas y la capacidad de la misma para engañar a los humanos con fines políticos o económicos a través de las “deepfakes”.

Entre los asistentes clave a la cumbre se encuentran la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, el viceministro de Tecnología de China, Wu Zhaohui, y líderes de la industria tecnológica como Elon Musk, director ejecutivo de X (anteriormente Twitter).

El primer ministro Rishi Sunak, quien organiza la cumbre, enfatizó durante el primer día del evento la necesidad urgente de comprender y gestionar globalmente los riesgos potenciales de la IA. Asimismo, anunció que su país, sede de empresas de IA como OpenAI y DeepMind, está invirtiendo 225 millones de libras (273 millones de dólares) para construir una supercomputadora de IA llamada Isambard-AI.

Los esfuerzos del Reino Unido en materia de seguridad de la IA incluyen planes para un instituto público especializado y un marco para que los investigadores compartan conocimientos sobre los riesgos de la IA, basado en el modelo de funcionamiento del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático. Estados Unidos, a través de la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, también anunció durante el primer día de la cumbre el lanzamiento de su propio Instituto de Seguridad de IA.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *