Ultimo Messaggio

Los Jaguares de Chiapas anuncian su regreso en la Liga de Expansión Sospechoso detenido por ataque a maestros en China

Con 70 años, Yolanda Uquillas trabajará este fin de semana en el Gran Premio de Fórmula 1 en la zona de abanderamiento y señalización. Ella es pionera en la participación de las mujeres en este deporte del automovilismo en México y forma parte de los más de  mil voluntarios que llegan de diversas partes del país para conformar el equipo de oficiales de pista que estarán en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

 

Su trayectoria inició como piloto de carreras en el Campeonato Automovilístico de Resistencia de 1986 a 1993, actualmente es piloto de go karts y ahora, tras bambalinas, continúa siendo parte de la fiesta. 

 

Fue a principios de los 90 cuando conoció a un joven Arturo Olmedo, a quien le brindó la oportunidad de participar con ella como oficial, en una tarea que ahora podría ser como hasta graciosa, pues acarreaba cubetas de agua para bajar la temperatura de los autos, algo que ya no se hace.

 

Olmedo reconoce la trayectoria de Yolanda y afirma que fue en gran medida gracias a ella que se integró a participar de manera activa.

 

“Ser oficial de pista es vivir la experiencia del deporte motor en primera fila y fue mi sueño siempre desde que veía en sus monoplazas a Niki Lauda o a René Arnoux”, afirma el driver con más de 30 años de experiencia en el circuito.

 

Aquí además de compartir el mismo gusto por los fierros, también se hacen amigos.

“La camaradería es indispensable para llevar a cabo nuestro trabajo de la mejor manera. Puede que a simple vista nuestro trabajo no se note, pero esa es la mejor señal de que la carrera transcurre de la mejor manera”, sostiene.

 

SIN ELLOS NO SE PUEDE

 

Son una parte fundamental del Gran Premio de México. Se trata de más de mil voluntarios que llegan de diversas partes del país para conformar el equipo de oficiales de pista que se extiende por los 4 mil 305,88 metros del circuito del Autódromo de los Hermanos Rodríguez.

 

Cada participante tiene su historia, pero a todos los une la pasión por las carreras.

Para el magno evento invierten al menos cinco días de su tiempo en todos los preparativos, aunque como espectadores pensemos que sólo son tres. 

 

La jornada inicia dos días antes, donde llegán desde las primeras horas de la mañana y se van al anochecer, el objetivo es instalar los puestos de seguridad, de intervención y de abanderamiento y señalización.

 

Pero para ellos esto no es un trabajo, sino una oportunidad de ser parte del deporte del que son seguidores, por lo que no olvidan la disciplina necesaria para conducirse, además de que para ser parte de ella, deben acumular algunas participaciones en seriales de competición nacional.

 

CAPACITACIÓN CONTINUA

 

Ser parte de Fórmula 1 no es un premio o un regalo, cada uno de los oficiales que estarán presentes recibe capacitaciones continuas por parte de la Organización Mexicana De Automovilismo Internacional en México (Omdai), quienes mantienen a los asistentes a la vanguardia de las normas y reglamentos que deben seguir.

 

Entre ellos hay quienes se desempeñan como Comisarios o Jefes de Puesto (determinan el puesto de los oficiales); Señalización (encargados de operar banderas y letreros para enviar mensajes a los pilotos); Intervención (retiran vehículos u objetos extraños de la pista tras un incidente, revisan el estado del auto y verifican el estado del piloto después de un accidente); Bomberos; Oficiales de fosos y Escrutadores (vigilan que se cumpla con el reglamento antes y después de la competencia).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *