Ultimo Messaggio

Caen 2 con vehículos y autopartes robadas en cateo en la GAM Viven momentos de pánico, pasajeros de avión que volaba a Mérida

La sorpresa en la primera quincena de octubre fue la baja de precios de productos agropecuarios como el jitomate, la cebolla y el pollo que ayudaron a contener la presión inflacionaria y a contrarrestar el alza estacional de la electricidad, coincidieron expertos financieros.

La inflación general desaceleró en México a 4.27% a tasa anual en la primera quincena de octubre desde los 4.47% que se ubicó un periodo anterior, de acuerdo al Inegi. A tasa anual, la inflación no subyacente se ubicó en 0.48% manteniéndose en un nivel francamente bajo y atípico, pero hay un gran riesgo de una aceleración abrupta por parte de este grupo de precios que no debe ser menospreciado, advirtió Luis Adrián Muñíz, subdirector de análisis económico de Vector.

Apuntó que los precios subyacentes avanzaron más de lo anticipado en la quincena (0.24% contra el 0.20% esperado) y continuaron mostrando una elevada persistencia. Explicó que se registra también un avance en genéricos de servicios donde se destacó el crecimiento anual de 6.6% en gastos de educación.

Muñiz indicó que el grupo de precios agropecuarios que fue a la baja restó a la inflación general alrededor de 20 puntos base, “ante la caída en el precio del jitomate, el pollo y la cebolla, entre otras incidencias menos importantes”. Precisó que esta caída de alimentos compensó una parte muy importante del alza estacional de la electricidad.

La proyección económica de Vector con estos datos es que “ubicará la inflación general por debajo de lo esperado para el cuarto trimestre del año, y la subyacente por arriba, si bien aún restan varios datos por conocer del periodo”. Por lo que se refiere a la política monetaria del Banco de México, “continuamos esperando que la tasa de referencia local se mantenga sin cambios por varios meses más, que concluya 2023 en 11.25%, y que el primer recorte en dicha tasa se observe en la reunión de mayo 2024 en 25 puntos base.

Y para 2024 la tasa de referencia se estimó en 9.75%, debido al complicado contexto inflacionario que persiste y las recurrentes señales de fortaleza económica local. Por su parte Alejandro Saldaña, analista financiero del banco BX+ señaló que pese a un alza de los energéticos, la inflación se desaceleró por once lecturas consecutivas registrando su menor variación desde marzo de 2021.

Aclaró que aunque aún persisten los niveles altos sobre todo en alimentos, la dilución de los niveles inflacionarios tiene que ver con que se terminó la pandemia por Covid desde el año pasado y había impactado la guerra en Ucrania, además de una apreciación cambiaria y puntualizó que no hay que perder de vista el enfriamiento en el consumo de bienes.

Te podría interesar: Más de 40 estados de EU denuncian a Meta por daños a la salud mental de menores

Saldaña agregó que el repunte en el rubro de la vivienda en México se compensó por un menor dinamismo por el lado de aquellos distintos a vivienda y educación. En tanto la Casa de Bolsa Finamex revisó que los genéricos con mayores incidencias en la quincena fueron la electricidad, el azúcar, transporte aéreo, servicios turísticos en paquete y vivienda propia.

Por su parte, los genéricos con menores incidencias son el jitomate, pollo, cebolla, huevo y naranja. “Estos datos representan solo una observación y no permiten sacar conclusiones generalizadas…”, dijo Jessica Saldaña, jefa de análisis de Finamex. “Continuamos esperando que Banxico mantenga su tasa de referencia sin cambios hasta marzo de 2024”, añadió.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *