Ultimo Messaggio

Atletas de Tamaulipas ganan 11 medallas en Juegos Nacionales CONADE Reconoce SEDUMA valor y dedicación de brigadistas por combate a incendio forestal

Redacción

Los productores de papa en México han experimentado pérdidas económicas significativas durante el año 2023, estimadas en 49.4 millones de pesos, debido a robos al transporte de papa por parte del crimen organizado. Según Gerardo García, presidente de la Confederación Nacional de Productores de Papa (Conpapa), alrededor de 130 camiones de carga, cada uno transportando 30 toneladas de papa, han sido robados en lo que va del año.

Cada camión tiene un valor de 380,000 pesos para los productores, lo que suma las pérdidas mencionadas. Estos robos afectan de manera desproporcionada a los pequeños productores, que representan el 60% de la producción total de papa en México y a menudo carecen de los medios para garantizar la seguridad de sus camiones.

Los robos de camiones han aumentado en comparación con años anteriores, llegando a incrementos de hasta un 200%. Estos ilícitos representan pérdidas de hasta el 90% para los pequeños productores.

El Estado de México es identificado como el estado con mayor incidencia de robos a camiones de carga de papa, seguido de Tlaxcala, Puebla y Veracruz.

Además de los robos, los productores de papa se enfrentan a desafíos relacionados con el cambio climático, ya que la sequía en el país ha reducido el volumen de producción de esta hortaliza. La producción de papa se estima en 1.7 millones de toneladas para el cierre de 2023, en comparación con las 1.95 millones de toneladas en 2022.

El cambio climático ha resultado en cosechas de papas más pequeñas debido a la falta de agua, lo que ha perjudicado el volumen total de producción. La esperanza es que la cosecha de riego en los estados de Sinaloa y Sonora en 2024 pueda contribuir a la normalización de la producción.

El precio de la papa también se ha elevado para los consumidores. Los productores venden el kilo de papa a 9 pesos, mientras que los distribuidores aumentan los precios en más del 300% antes de llegar al consumidor final. La papa blanca alfa, por ejemplo, puede alcanzar hasta los 32 pesos en mercados, y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha encontrado precios de hasta 46 pesos en supermercados de la Ciudad de México.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *